http://www.clinicaalcazaba.es

Estos bultitos en los laterales de los talones se llaman PÁPULAS PIEZOGÉNICAS, que pueden aparecer en cualquier persona y que suele ser asintomáticas, pero sólo en un 10% pueden ser dolorosas.

Se ponen en evidencia cuando la persona se encuentra de pie y por lo general desaparecen al dejar de apoyar el talón. Tienen forma de pequeños nódulos blandos, desde varios milímetros, a 1 cm., sobre todo en la zona lateral interna de los talones.
En pacientes con enfermedades hereditarias del tejido conectivo, como el síndrome Ehlers-Danlos, estas lesiones suelen ser más frecuentes, numerosas y de mayor tamaño.

¿Qué es lo que son, exactamente?

Las pápulas piezogénicas podales no son más que pequeñas herniaciones del tejido graso subcutáneo a través de defectos del tejido conectivo. Cuando existe, el dolor se atribuye a la isquemia provocada por la extrusión de la grasa con su paquete vásculo-nervioso.

¿Qué hay que hacer?
Si no molesta, tranquilizar al paciente y no hacer nada.
Si siente mucho dolor acudir a su podólogo.
Las biopsias son innecesarias y no existe un tratamiento específico.
Se han propuesto múltiples medidas:
_ Evitar estar mucho tiempo de pie.
_ Reducir los traumatismos en los pies, como deportes de alto impacto.
_ No utilizar calcetines compresivos.

BIBLIOGRAFÍA:
www.dermapixel.com
Colegio profesional de Podólogos de Andalucía.